Hasta con ocho años de cárcel serán sancionados los robos y actos de violencia que se registren durante los carnavales que se inician este domingo, advirtió hoy la , que para esta ocasión destinará 10 mil efectivos para proteger a la población.

Aldo Miranda Soria, director de la Región Policial de Lima, detalló que, dependiendo de la gravedad de la falta o el delito cometido, las sanciones contra los carnavaleros revoltosos van desde la jornada laboral comunitaria y los días multa hasta la prisión efectiva.

"El solo hecho de lanzar globos o atentar contra las personas o vehículos, puede devenir en la comisión de una falta o un delito. Para quienes atenten contra la propiedad, cometan robos y hurtos, hay penas de dos a cuatro años o de cuatro a ocho, según la circunstancia", anotó.

Al poner en marcha el plan Carnavales 2012, refirió que los agentes del orden patrullarán la ciudad, sobre todo en distritos populosos como el Rímac, La Victoria y la zona de Barrios Altos, donde es frecuente que la población participe de estas prácticas e involucre a terceros.

"El objetivo es proteger y dar seguridad a la colectividad para evitar la agresión a las personas y frenar el accionar de quienes aprovechan esta circunstancia para asaltar, robar e incluso incurrir en actos contra el pudor, al manosear a las jóvenes", subrayó Miranda.

La autoridad policial refirió que estas acciones se iniciarán este domingo 5 de febrero y continuarán durante todos los fines de semana de este mes, con participación de efectivos de diversas unidades operativas, e incluso con el concurso de las juntas vecinales distritales.

ANTECEDENTE FATALResulta importante recordar que el año pasado, la celebración de carnavales se convirtió en tragedia por la , que fueron atropelladas por un bus cuando intentaban evitar ser mojadas.

El caso de Araceli Villafana Castillo (20) y Noelia Rodríguez Mongrut (17) causó indignación en su momento e incluso se debatió la posibilidad de prohibir los carnavales. Luego de semanas de discusión, el hecho cayó en saco roto.