La camioneta miniván en la que viajaban chocó frontalmente contra un poste de luz en la cuadra 23 de la avenida Nicolás Ayllón, en Ate. Producto del accidente, dos jóvenes de unos 25 años murieron de forma casi instantánea.

Uno de los fallecidos fue identificado como Leonardo Rolando Torres Ortiz. El chofer, que habría estado ebrio, huyó ileso del lugar y abandonó a sus amigos agonizantes.

Según testigos, la excesiva velocidad del vehículo, que pertenece a la empresa Industrias Brenda SAC, provocó que perdiera el control.