También podrían ser usados por el transporte público. (Municipalidad de Lima)
También podrían ser usados por el transporte público. (Municipalidad de Lima)

Unos 12 mil vehículos al día pasan por los túneles Santa Rosa y San Martín, que unen los distritos limeños de San Juan de Lurigancho y el Rímac. Debido a la gran demanda, la Municipalidad de Lima evalúa ampliar el horario de servicio de ambos accesos —o de uno de ellos—, que por ahora es de 10 am. a 4 pm.

De acuerdo con especialistas de la Gerencia de Transporte Urbano de la Municipalidad de Lima y de la Empresa Municipal Administrador de Peaje (Emape), el empleo de estas vías ha significado un ahorro considerable de tiempo para los choferes, de hasta una hora.

Indicaron, además, que el crecimiento del flujo vehicular ha sido mayor en el acceso a los túneles por las avenidas Lima y Perú, en San Juan de Lurigancho.

Tras realizar una evaluación de la implementación de la 'marcha blanca', iniciada el 18 de enero y que tendrá una duración de 30 días, la alcaldía metropolitana también estudia la posibilidad de que estas nuevas pistas sean empleadas por el transporte público.

Los túneles Santa Rosa y San Martín son constantemente monitoreados con cámaras de seguridad y hasta con un drone. La GTU ha instalado 25 semáforos vehiculares a la salida de estos ductos. Además, ha iniciado una campaña de sensibilización con los vecinos, para garantizar el buen uso de la infraestructura y evitar accidentes.