El diálogo planteado por el Gobierno con las autoridades de Cajamarca continuó de forma tensa en la , en oposición al proyecto , que contempla una inversión de US$4,800 millones.

En Cajamarca, el ministro del Interior, , se reunió con el presidente regional , en un encuentro que terminó de forma abrupta. "Me incomodó que me quiera responsabilizar por las protestas. Cajamarca siempre se ha expresado de manera pacífica. La reunión la concluimos rápido porque no había nada más que tratar", expresó un airado Santos.

Por su parte, el ministro Valdés indicó que la Policía Nacional se mantendrá vigilante ante la paralización de mañana, pero fue enfático al indicar que los manifestantes tendrán que respetar el libre tránsito y los derechos de los demás peruanos. "Las posiciones ultraradicales no nos llevan a ningún lado", dijo.

Como se sabe, información clasificada de Inteligencia, a la que accedió Perú21, advierte de en Cajamarca, Piura, Lambayeque, Amazonas y La Libertad en contra del proyecto Minas Conga, promovidas por sectores radicales –como Patria Roja– y lideradas por Santos.

REUNIÓN EN PALACIOEn tanto, en Lima, el presidente del Consejo de Ministros recibió a los alcaldes de Cajamarca para "ratificar el compromiso del presidente de propiciar una minería responsable". El premier indicó que el diálogo fue fructífero y se comprometió a seguir escuchando a todas las partes involucradas.

"El Ministro del Interior se ha comunicado con nosotros, ha conversado con el presiden regional y los otros presidentes. Estamos esperando una reflexión y reevaluación de sus actitudes. El Gobierno dialoga y quiere que todo se haga con el debido respeto", indicó Lerner tras la reunión en que también participó, el representante de Yanacocha, Carlos Santa Cruz.