Día del Bombero: los incendios más devastadores de los últimos 10 años

La tragedia más recordada fue en octubre de 2016, cuando los bomberos Alonso Salas Chanduví, Raúl Lee Sánchez Torres y Eduardo Porfirio Jiménez Soriano murieron mientras intentaron apagar un voraz incendio en El Agustino

Redacción Redacción

Desde 1860, cada 5 de diciembre se celebra en nuestro país el Día del Bombero Voluntario , una fecha en la que se rinde homenaje a estos héroes anónimos que luchan cuerpo a cuerpo contra inmensas lenguas de fuego y exponen sus propia vida para salvar al prójimo.

Una de los episodios más recordados y duros para la institución ocurrió en octubre de 2017 cuando tres rescatistas de la Compañía de Bomberos Roma N°2 fallecieron en cumplimiento de sus funciones. Ellos trataban de sofocar las llamas que acabaron con un depósito del Ministerio de Salud, en El Agustino.

Alonso Salas Chanduví (25), Raúl Lee Sánchez Torres (35) y Eduardo Porfirio Jiménez Soriano (45) , son los nombres de estos tres héroes que murieron al no poder escapar del fuego que envolvió el local de más de 900 m2.

Si bien este fue uno de los incendios más recordados, en los últimos 10 años se registraron otras emergencias de gran magnitud en la capital. En todos ellos, la valentía los Bomberos fue puesta a prueba.

DEPOSITO DEL MINEDU
El cruce de las avenidas Venezuela y Tingo María, en Breña, se convirtió en un infierno luego que inmensas lenguas de fuego redujeran a cenizas un depósito del Ministerio de Educación, donde gran cantidad de textos escolares fueron perdidos.

Aquel 8 de marzo de 2012, un ejército de bomberos llegó al lugar y después de 22 horas, logró sofocar todas las llamas.

CASONA EN PLAZA DOS DE MAYO
El 16 de octubre de 2014, una antigua casona del Centro de Lima fue devastada por un incendio que acabó con parte de nuestra historia republicana.

Aquella ocasión un corto circuito inició el fuego en el predio ubicado en plena plaza Dos de Mayo

Por más de 20 horas, los bomberos trabajaron para sofocar las llamas, las cuales no dejaron ninguna víctima que lamentar pero si una pérdida para el país.

CANTAGALLO
Dos años después, en noviembre de 2016, una llamada de alerta al 116 (central de alerta de los bomberos) avisó a los rescatistas sobre un amago de incendio en la zona de Cantagallo, en el Cercado de Lima. Después de unos minutos, lo que parecía una emergencia leve, se convirtió en un incendio de grandes proporciones.

Un corto circuito habría sido la causa de que 436 viviendas de la comunidad Shipibo-conibo fueran consumidas por el fuego.

Tras varias horas de trabajo, por la cantidad de material inflamable de la zona, los bomberos acabaron con el fuego e informaron que un menor perdió la vida.

LAS MALVINAS
En agosto de 2017, Lima fue testigo de uno de los incendios más devastadores de los últimos años. Se necesitaron más de 24 horas para que el fuego que destruyó la galería ferretera Nicolini, en el Cercado de Lima, fuera controlado. El siniestro acabó con la vida de dos personas.

Jovi Herrera y José Huamán murieron carbonizados dentro de unos containers que eran utilizados como oficinas. La emergencia demostró que varias personas trabajaban dentro de estas estructuras metálicas encerrados con candados.

EDIFICIO FRENTE A PLAZA SAN MARTÍN
Este año, el fuego acabó con otra joya de la arquitectura colonial. El corto circuito en una pollería dio inicio a que el fuego envolviera al legendario edificio Giacoletti, frente a la plaza San Martín. No se registraron víctimas humanas, pero sí el dolor de perder parte de nuestra historia.

Tags Relacionados:

Incendios

Bomberos

Ir a portada