(Shirley Ávila)
(Shirley Ávila)

Una mujer que integraba una banda de extorsionadores –cuyo cabecilla operaba desde el penal de Lurigancho- fue capturada por agentes antisecuestros de la Dirincri.

Se trata de Verónica Morales Castillo (41), quien es pareja del recluso Manuel Cheo Rosse. Ella se encargada de retirar el dinero que le depositaban las víctimas en cuentas bancarias. Fue intervenida cuando transitaba por la cuadra cinco del jirón General Orbegoso, en .

Según explicó la PNP, la gavilla operaba con el cuento del familiar detenido. El recluso decía ser oficial de la Policía y hacía creer a sus víctimas que tenía a su pariente detenido por tráfico de drogas o que había atropellado y matado a un peatón.

Entre los engañados se encuentran Valentín Eccoña (71), quien depositó un total de 3,500 soles, y Adelina Olivera, a quien obligaron a pagar 2.795 soles.