(Difusión)
(Difusión)

Durante un operativo conjunto con la , la Municipalidad de clausuró esta madrugada siete locales de diversión nocturna que operaban en la zona de , de los cuales en cuatro se ejercía la prostitución clandestina.

En la acción participaron efectivos de la comisaría distrital, agentes del Serenazgo y del área de Fiscalización municipal, quienes detectaron que los establecimientos –que funcionaban en el ingreso al sector de Carapongo– tenían fachada de bares y cantinas, pero en el interior y sótanos se habían acondicionado habitaciones precarias con palos, cartones, triplay y otros materiales inflamables.

Asimismo, se intervino a cerca de un centenar de mujeres, algunas de las cuales fueron sorprendidas teniendo relaciones sexuales en las mencionadas construcciones precarias.

Las detenidas, entre ellas 10 menores de edad, fueron trasladadas a la comisaría de Huachipa.

Según las autoridades ediles, estas acciones se ejecutan constantemente debido a que estos centros atraen muchas personas de mal vivir que realizan acciones contra la ley, el orden público y las buenas costumbres.

Personal de Fiscalización procedió con la clausura definitiva de los establecimientos e informó que se tomarán medidas más drásticas para evitar que vuelvan a reabrir.

Por su parte, personal del Serenazgo de Chosica procedió a incinerar los productos utilizados por las damas de compañía para atender a sus clientes.