OTRA MODALIDAD. Además de las reglas metálicas ahora los delincuentes utilizan corrospum.
OTRA MODALIDAD. Además de las reglas metálicas ahora los delincuentes utilizan corrospum.

Si usted ha acudido a hacer un retiro de dinero de un cajero automático y luego de haber seguido todo el procedimiento no recibe los billetes, tenga mucho cuidado. Lo mejor es que no se aleje de la máquina porque podría tratarse de una nueva modalidad de robo.

¿De qué se trata? La Policía ha detectado casos en los que los delincuentes colocan regletas de corrospum en las ranuras de las máquinas dispensadoras. De esta manera, hacen que los billetes queden atascados y cuando los clientes se van –creyendo que se trata de una avería–, los ladrones se apoderan del botín.

Si bien en años anteriores se había detectado el uso de regletas metálicas, la Policía de –de seguridad de bancos– informó que ahora los maleantes han optado por este nuevo material debido a su flexibilidad.
“Antes, los delincuentes empleaban reglas de metal soldadas a las que adherían material plástico para engancharlas en la tapa de la ranura del dispensador. Sin embargo, ahora usan corrospum porque es más suave y fácil de pegar”, señaló a Perú21 el coronel Luis Pacheco, quien tiene a su cargo la unidad de.

Los hampones, que operan de a dos o tres, aprovechan un descuido para colocar ese material. “Luego se quedan muy cerca del cajero y una vez que ya han pasado máximo tres clientes, proceden a retirar los billetes”, refirió el oficial.

Dijo, además, que a la semana se reportan al menos cinco de estos casos en diferentes entidades bancarias. Ya se ha visto esta modalidad en cajeros de San Borja, Jesús María, San Martín de Porres (Av. Perú) y Miraflores (en la Urb. San Antonio y la Av. Tomas Marsano).

El coronel Pacheco precisó que la mayoría de estos robos, según las denuncias, ha ocurrido en horas de la madrugada.

CAEN SOSPECHOSOS
El último de los casos fue en un cajero automático del ubicado en el cruce de las avenidas Pablo Bermúdez y Salaverry. Curiosamente, este hecho se produjo en horas de la tarde y esto habría sido clave para la captura de dos sospechosos.

Ahí, la Policía intervino a Andy Muñoz (25) y Vanessa Alarcón (18), quienes semanas antes –gracias a las cámaras de videovigilancia de una agencia del Banco de la Nación en San Borja– ya habían sido reconocidos.

Estos, según el coronel Pacheco, habían sido filmados en la agencia de Jesús María cuando colocaron las regletas de corrospum.

A ellos se les incautaron varios de estos objetos. Cada uno medía 20 centímetros de largo por 4 de ancho. Además, detrás de la ranura del dispensador se encontraron billetes, de diferente denominación, por un monto de S/710.

DATOS
El coronel Luis Pacheco recomendó a los clientes de los bancos que antes de utilizar un cajero automático deben verificar que en las ranuras no haya objetos extraños. Esto tanto donde se coloca la tarjeta como donde se retira el dinero.

 El oficial exhortó a los ciudadanos a reportar estos casos, en forma inmediata, al banco y a la Policía.