Martha Guerrero Cieza, esposa del policía Armando Barrantes, quien fue asesinado junto a su hijo en el asalto a la comisaría de Jaén, narró la pesadilla que vivió en la dependencia policial del distrito de Santa Rosa donde fueron .

"Estábamos mirando televisión en el dormitorio, mi esposo y mi hijo en una cama y yo en la otra. En eso, de un momento a otro, empujaron la puerta de golpe y unos hombres ingresaron. Mi marido comenzó a golpearlos y es ahí cuando le dispararon varias veces", contó entre lágrimas la mujer que sobrevivió a la masacre.

Guerrero Cieza reveló en el programa Tribuna Abierta que mientras presenciaba cómo asesinaban a su cónyuge, ella y su hijo se escondieron debajo de la cama. Sin embargo, fueron vistos y el menor de 14 años fue asesinado mientras intentaba huir.

"Ellos me pedían que les dijera dónde estaban las armas, pero yo no sabía, las buscaban en todos lados, y es ahí cuando escuché los disparos en los otros dormitorios, luego volvieron y levantaron los colchones de mi habitación y encontraron las armas y se fueron", narró Guerrero Cieza

Los asesinos se llevaron dos mil municiones, seis chalecos antibalas, dos fusiles, un G3, un rifle AKM y 4 pistolas.