(USI)
(USI)

El puente , que une el Cercado de Lima con el distrito del Rímac, no presenta riesgo de colapso porque "no presenta una falla estructural" y se bambolea cuando tiene gran afluencia de público, sostuvo esta tarde el presidente de , Álvaro Espinoza.

El funcionario afirmó que se van a ensanchar las columnas y se reforzarán las vigas de las estructuras para evitar que se mueva, lo que genera desde hace tiempo preocupación entre los transeúntes.

"No se trata de un trabajo de emergencia. A medio año se hará el reforzamiento y no requiere que se cierre el puente, bueno, tal vez por un par de días. Este puente está diseñado para balancearse de la manera que lo hace", alegó Espinoza en Canal N.

Más temprano, el decano del Colegio de Ingenieros de Lima, José Arispe, sostuvo que "lo normal" es que la parte colgante de la estructura se mueva y no la parte rígida "como viene ocurriendo".

"De todos modos vamos a consultar con el Colegio de Arquitectos, con el Colegio de Ingenieros para que la solución final sobre este tema sea una construcción consensuada", manifestó Espinoza ante las observaciones de Arispe.