El holandés goza de varios privilegios en su celda del penal Castro Castro que un preso común no tiene, según un informe del programa A las once.

En el espacio se difundieron fotos que el mismo asesino confeso de Stephany Flores tomó y que demuestran que tiene acceso a Internet, cuenta con teléfono celular, un televisor LCD de 42 pulgadas y un reproductor Blue-ray para ver películas en 3D.

El reportaje se mostró que Van der Sloot ingresa al messenger con la identidad "Sidney Ewing" y recibe correos electrónicos de su abogado Luis Jiménez.

En un e-mail del letrado, se lee que la estadounidense Mary Hamer, benefactora del Van der Sloot, pide que Jiménez le devuelva los US$74 mil destinados a pagar la fianza, luego de enterarse de que el holandés será sentenciado.

También se muestra el contrato de alquiler de un departamento en el distrito de Magdalena tramitado por Van der Sloot desde prisión.