La depresión afecta más a las mujeres que a los hombres y causa dos de cada tres suicidios. (Difusión)
La depresión afecta más a las mujeres que a los hombres y causa dos de cada tres suicidios. (Difusión)

Hoy 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud. Este año la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha escogido como tema de campaña la depresión, un trastorno que en el Perú, según cifras del Instituto Nacional de Salud Mental (INSM) Honorio Delgado-Hideyo Noguchi, afecta a 1',700,000 personas, de las cuales casi el 70% son mujeres.

La doctora María Flores, psiquiatra del referido instituto y de Solidaridad Salud, advirtió que la depresión está presente en 2 de cada 3 suicidios. Las estadísticas del INSM confirman esa aseveración, pues de los 334 casos de suicidios presentados el año pasado en el país, el 80% tuvo su origen en problemas de ánimo y depresión.

"De cada 20 personas mayores de 15 años, una se deprime al año; de cada 20 personas con un episodio de depresión, una intenta suicidarse; y de cada 20 intentos de suicidio, uno llega a consumarse", manifestó la especialista.

Según Flores, del 1'700,000 pacientes con un cuadro depresivo que existen en el país, 365 mil están en Lima y de este total, el 65% no busca ayuda.

"Si en el Perú se tratara a todas las personas que padecen depresión teóricamente bajaríamos las tasas de suicidio al 20%, sin embargo un pequeño porcentaje de personas acude a un centro de salud a recibir atención y hay un 20% que se da cuenta que necesita ayuda pero no hace nada al respecto", aseveró.

¿Cómo se manifiesta?

Flores indicó que la depresión afecta a personas de todas las edades y condiciones sociales y los síntomas varían según la edad: en las personas adultas se presentan con tristeza, desmotivación, pensamientos catastróficos, cambios en los estados de ánimo y dificultad para estudiar trabajar o para mantener una relación sentimental.

En los niños puede haber irritabilidad, trastornos de conducta o regresión en la edad del menor, mientras que en los adultos mayores puede haber desmotivación, cambios de conductas y gustos, irritabilidad y problemas de sueño.

La especialista advirtió que el suicidio no se suele dar en los casos de depresión más grave, porque el paciente está tan desmotivado que incluso pierde la capacidad para planear algo. Más bien se debe tener cuidado en las fases moderadas de la enfermedad.

En ese sentido, explicó que la depresión es un trastorno que tiene un componente neurobiológico que se presenta por la carencia de un neurotransmisor, que es una especie de hormona del cerebro. Por eso la persona pierde la motivación y no puede salir adelante mientras no se regule esa sustancia.

"La persona necesita medicación para salir de ese cuadro, pero lamentablemente aún hay mucho estigma y desinformación. Las personas creen que pueden superar la depresión solas poniendo de su parte o yendo a clases de yoga o al gimnasio, y no se dan cuenta que no van a poder regular una enfermedad mientras no reciban las medicinas que necesitan", dijo.

MUCHAS DIFICULTADES

Pero no solo el estigma dificulta el tratamiento de la depresión. El alto costo de los servicios y medicamentos también obstaculiza la prevención y tratamiento del trastorno. El medicamento más barato para la depresión puede costar 5 soles por día y las consultas privadas no bajan de 150 soles por sesión.

"En el Perú las consultas aún siguen siendo caras porque hay apenas unos 300 psiquiatras para atender la salud mental de todo el país. Pero de este total, el 80% trabaja en zonas de mayor poder adquisitivo y aún hay regiones, como Loreto o Piura, que no cuentan con un solo especialista", comentó.

Además, a diferencia de Chile que cuenta con 85 centros comunitarios para atender la salud mental o España que tiene 120, en el Perú apenas se cuenta con 29 de estos centros, aunque se tiene previsto implementar más en este año.

Ante esta realidad, la especialista recomendó a las personas con síntomas depresivos hacer ejercicio para estimular la secreción de endorfinas ya que eso provoca una sensación de bienestar natural.

"Ser ordenado con los horarios y hábitos alimenticios; levantarse temprano después de dormir bien, cuidar la alimentación, estar en contacto con la naturaleza, también son formas de descansar y de protegernos de la depresión", refirió.

La psiquiatra recomendó a las personas con síntomas de depresión no aislarse y mantener vínculos sociales fuertes que pueden servir de soporte en caso de una crisis.