El agua ha tomado un color rojo oscuro debido a la contaminación de Sedapal. (Foto: Luis Gonzales)
El agua ha tomado un color rojo oscuro debido a la contaminación de Sedapal. (Foto: Luis Gonzales)

Manuel Igredamigreda@peru21.com

La denunció al Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima () por los delitos contra el medio ambiente y la salud pública debido a la contaminación que, en los últimos 10 meses, originó una tubería en la playa Arica.

En acta levantada por la Fiscalía de Prevención del Delito de Lima Sur, se advirtió de la presencia de dos kilómetros de coliformes fecales en ese balneario. Por ello, y luego de una serie de evaluaciones, la Dirección General de Salud () estableció que la zona es "no saludable".

La contaminación se da por un excedente de aguas servidas de un tubo de desagüe de una cámara de bombeo de Sedapal.

Los estudios revelaron que esa parte del litoral limeño está tan sucia que el agua tiene poco oxígeno. Además, se ha pedido no consumir los peces del sector. Entre la cámara de bombeo y el mar hay unos 150 metros de distancia. Si uno va, llega a divisar una especie de río color rojo oscuro, del cual emanan fétidos olores. Ni las gaviotas se acercan.

Por eso, la fiscal de Prevención del Delito, Rosa Luisa Camargo Madrid, ordenó que se cercara el área con cintas amarillas.

DENUNCIA A SEDAPALLa subgerente de Medio Ambiente y Limpieza Pública de la Municipalidad de Lurín, Luz Angélica Blas Uribe, explicó que, desde abril del año pasado, las aguas que exceden en la cámara GB210 de Sedapal, en lugar de ir a la laguna de oxidación de Sumapacha, desembocan en Arica. "La playa ha sido calificada como no apta para el baño y la recreación. Con ayuda de una pala excavadora, Sedapal ha hecho un surco para que el agua vaya al mar y no se quede en la arena. Tiene que repotenciar su cámara. Es grave el daño ecológico", manifestó Blas Uribe a Perú21 después de recorrer el lugar contaminado.

La especialista refirió que el daño está focalizado en Arica y que, por fortuna, no se ha extendido a las playas vecinas, como San Pedro y Pulpos.

"La Digesa monitorea las tres playas y nos indicó que solo Arica es la mala", detalló.

IMPACTO EN LA ZONAUna muestra tomada en la playa Arica arrojó que hay 490 coliformes fecales por 100 mililitros de agua. Por ello, su calificación sanitaria es "no saludable". Al respecto, Ivonne Loayza, responsable del programa Calidad Sanitaria de las Playas del Litoral Peruano de Digesa, explicó que ahí podría haber un fuerte impacto ecológico. "Una playa limpia debe tener menos de 200 coliformes (por 100 mililitros de agua). Hace poco hemos vuelto a tomar más muestras del lugar, que aún están en evaluación. El mar tiene un poder purificable pero, si todos los días lo ensucian, no se va a poder limpiar", dijo.

La funcionaria agregó que el y la ya están enterados de este problema en Lurín.

ABASTECIMIENTO EN EL SURActualmente, los distritos del sur –y no solo Lurín, sino también Punta Negra, Punta Hermosa, Pucusana, San Bartolo y Santa María– no tienen agua potable las 24 horas del día. El gerente general de Sedapal, Polo Agüero Sánchez, aseguró que estas jurisdicciones tendrán el servicio recién dentro de cuatro años.

Incluso, señaló que están en vías de ejecución tres importantes obras con el objetivo de dotar del líquido a esos balnearios. En la temporada de verano, cuando la gente acude de manera masiva a las playas, el abastecimiento de agua potable es de apenas cinco horas interdiarias.