César Huamán, abogado de Álex Mejía, que participó en el asalto a la , denunció que su cliente fue torturado por los policías de la División de Investigación de Robos para que dijera que participó, el pasado 20 de febrero, en el atraco donde murió el contador Félix Gonzales.

"Si es detenido y es torturado, puede firmar lo que sea, para mí lo han torturado y él a mí me ha contado eso. Es grave (la acusación) pero lo tengo que decir porque es real lo que me ha dicho mi cliente, y yo tengo que creer a mi cliente", manifestó el letrado a los periodistas en las afueras de la sede de la Dirincri.

Aseguró que Mejía Espinoza cuando fue ubicado por los efectivos en la urbanización Santa María, en Huachipa, se le señaló que era buscado por el delito de fraude pero no por el de homicidio. "A él lo han traído por otra cosa, y después resulta que es por asesinato", agregó.

También acusó a la PNP de 'sembrarle' droga y demás pruebas (pasamontaña y armas) a su cliente, pues, según dijo, en el momento de la intervención solo se le encontró su uniforme de trabajo y celular.

Esta última versión tendría asidero, pues fuentes del Ministerio Público informaron que Mejía Espinoza fue detenido sin la presencia de un fiscal.