Los vestigios son estudiados para su recuperación. (Referencial/Internet)
Los vestigios son estudiados para su recuperación. (Referencial/Internet)

Unos 250 metros cuadrados del antiguo cementerio de la cultura Wari, de la época del Horizonte Medio, resultaron seriamente dañados por maquinaria pesada, según denunció la Dirección Regional de Cultura de .

El camposanto se ubica en el cerro Suni Marca del distrito de Uraca, provincia de Castilla. En la zona se encontró fragmentos de textiles, entre tapices, plumarios, fajas usadas en ceremonias religiosas u ofrendas que eran usados por nuestros antepasados, además de recuperó fragmentos de cerámica y restos óseos que habrían sido retirados de las tumbas.

La arqueóloga Lucy Linares Delgado informó que el ciudadano Belizario Florentino Capacoila es investigado por haber contratado la maquinaria que causó los daños, por atentado contra el patrimonio, depredación y destrucción ocurridos el pasado 24 de diciembre.