La congresista cusqueña denunció que las cuencas de los ríos Pastaza, Tigres y Marañón, así como las de Nanay y Amazonas, están contaminadas por la actividad petrolera en la selva de Iquitos.

Precisó que una comitiva del Congreso estuvo desde el lunes 25 al miércoles 27 de junio en la zona en mención, tras realizar una coordinación previa con la empresa Pluspetrol y los respectivos monitores ambientales.

"Hemos viajado a raíz de las quejas que recibimos el año pasado de las federaciones indígenas de Loreto, y visitando a las comunidade hemos visto que hay pasivos ambientales que se consideran remediados pero no lo están", señaló la legisladora a RPP TV.

Mendoza Firsch indicó que el informe emitido por dicho grupo de trabajo "constató que hay contaminación de ríos y lagunas que afectan la alimentación y la salud de las comunidades nativas" luego de 40 años de explotación petrolera en el lugar.

"No hay un control ambiental por parte de las autoridades. Hay muchas zonas afectadas que no son reportadas. El Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado () es responsable de los permisos para sísmica y perforación petrolera en el Área de Conservación Regional Alto Nanay, beneficiando a la empresa ConocoPhillips", añadió.

De otro lado, la exlegisladora de Gana Perú señaló que "hay deficiencia en el tema de la remediación" por parte de las empresas encargadas. "Se cubren con arena, se plantan cinco árboles y luego aflora nuevamente el crudo", agregó

Por ello, exhortó al Gobierno a escuchar el llamado de las comunidades con el fin de evitar mayores conflictos sociales generados por problemas ambientales. "El Estado no tiene conocimiento de lo que está pasando, por lo que no puede garantizar una adecuada fiscalización", finalizó.