Para Salinas, la municipalidad habría buscado favorecer a Ortiz de Zevallos. (USI)
Para Salinas, la municipalidad habría buscado favorecer a Ortiz de Zevallos. (USI)

La construcción de la sede deportiva del Country Club El Bosque se ganó el de la urbanización El Golf Los Incas, en , cuando se conoció que afectaba un sector considerado de baja densidad, prohibida para usos recreativos o deportivos.

La polémica comenzó en 2006, cuando El Bosque compró los terrenos y los vecinos pidieron anular la transacción. Sin embargo, en marzo del 2011, la comuna limeña, bajo la dirección de , le dio luz verde a la obra en un procedimiento que ha llamado la atención de los regidores de oposición por involucrar a , asesor de la alcaldesa metropolitana.

Esto ha llevado a que , regidor opositor, presente una denuncia por conflicto de intereses porque considera que la comuna aprueba normas específicas a favor del club El Bosque, que contrató como arquitecto de su Sede Social a Ortiz de Zevallos.

Según la denuncia, el asesor, cuestionado por el , hizo los planos para solicitar, en agosto del 2011, la licencia para la obra en la Municipalidad de Surco, que aprobó una ordenanza (1507-MML) en marzo de ese mismo año.

Para Salinas, hay un evidente conflicto de intereses cuando un arquitecto "estrechamente ligado como asesor y funcionario" trabajó para aprobar una norma y desarrollar un proyecto con el cual tiene vínculos profesionales y económicos.

ORDENANZAEl 10 de marzo del 2011, Villarán firmó una ordenanza que establece como zona de reglamentación especial los lotes 6 y 7 del sector I de la urbanización en cuestión, para que pueda ser utilizada en la construcción de la sede deportiva a pesar de ser considerada zona de baja densidad.