Una joven aseguró haber sido víctima del secuestro de su niña recién nacida, pese a que los médicos del hospital de –nosocomio en el que se atendió– negaron que la paciente haya estado embarazada.

Denisse Rentería Zurita (20) ingresó al mencionado centro de salud con un cuadro de supuesto parto inminente el pasado 23 de junio. La joven insiste que ingresó inconsciente a la sala de partos pues su tía, que la acompañaba en dicho momento, la había inducido a beber vino, informó América Noticias.

En declaraciones a la televisora, un médico del hospital de Chimbote señaló que el estado de gestación de la joven era falso y lo diagnosticó como un "embarazo imaginario". "Ese es el caso de pacientes que desean tener hijos y no pueden, presentando los síntomas de un embarazo", explicó el galeno.

El caso ha sido puesto en conocimiento de la Defensoría del Pueblo, que considera que la denuncia amerita ser investigada.