Una delegación del Poder Ejecutivo llegó a Espinar, Cusco, a las 8:00 p.m., encabezada por Víctor Caballero, jefe de la Unidad de Gestión de Conflictos Sociales de la PCM, y se reunirá el sábado con las autoridades locales para establecer los puntos de una mesa de diálogo con la población que se opone a la minera Xstrata-Tintaya.

"Primero tenemos que ponernos de acuerdo respecto a los temas de agenda. Nosotros consideramos que lo que tenemos que discutir es la agenda del tratamiento del punto de los impactos ambientales", dijo Caballero.

Una vez establecidos los temas, se espera coordinar un encuentro con el premier Óscar Valdés, y los ministros del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, y de Energía y Minas, Jorge Merino.

En la delegación también están Manuel Bernales, director de Gestión Social del Ministerio de Energía y Minas, y Juan Ocola, de la Autoridad Nacional del Agua, entre otros funcionarios.

Los objetivos son evaluar las exigencias de la población, que pide modificar el convenio de la minera Tintaya, así como obtener las garantías para que la comitiva del Gobierno .

"Cualquier modificación del convenio se debe hacer por consenso. Si no hay acuerdo entre las partes, tienen que recurrir a otra instancia, pero lo más importante es que la posibilidad de llegar a esta instancia ya está establecida", añadió Caballero.