Las familias de Cajamarquilla, en , resultaron bastante afectadas por el , ya que muchas se quedaron sin viviendas debido a la gran cantidad de agua y lodo que ingresó a las mismas.

La Dirección de Salud (Disa) IV Lima Este, del , informó que se registraron algunos heridos leves y que se instalaron cuatro carpas en la zona para atender a los afectados.

El alcalde de Chosica, Luis Bueno, dijo a Canal N que se necesitan varias carpas y más maquinaria pesada para succionar el lodo que dañó unas 400 casas. Además, hizo un llamado a las autoridades del Gobierno Central y de la para que ayuden a los damnificados.