La continuidad de Cantella queda en veremos. (USI)
La continuidad de Cantella queda en veremos. (USI)

El pleno del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) dejó al voto la apelación de la teniente alcaldesa de San Isidro, , quien insiste en que el alcalde , se someta a examen médico en una entidad pública como condición para continuar en el cargo.

La apelación de la teniente alcaldesa es contra el acuerdo de concejo que aceptó el desistimiento de Raúl Cantella de su propia solicitud de vacancia que formuló al cargo de alcalde de San Isidro.

En audiencia pública celebrada hoy, el colegiado del JNE escuchó los alegatos de los abogados de cada una de las partes. La defensa de De Monzarz señaló que, para demostrar su buen estado de salud, el alcalde debió someterse a un examen de una junta médica pública.

Por su parte, la defensa de Cantella Salaverry argumentó que, según la ley, ninguna autoridad pública puede obligar a una persona a someterse a algún tipo de examen médico en contra de su voluntad.