El abogado Urquizo durante el proceso contra Eva Bracamonte. (César  Fajardo)
El abogado Urquizo durante el proceso contra Eva Bracamonte. (César Fajardo)

El abogado defensor de , José Urquizo, señaló que la sentencia condenatoria contra su patrocinada no se basó en pruebas que la vincularan con el crimen de la empresaria Myriam Fefer ocurrido en agosto del 2006, sino en suposiciones que no pudieron demostrar la culpabilidad de la joven.

Esto luego de que los cinco magistrados de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema coincidieran hoy en resaltar contra la hija de la empresaria asesinada y se pronunciaron en contra de ratificar la sentencia de 30 años por parricidio.

"Cuando se hizo el primer informe ante la Corte Suprema se tuvo la oportunidad de analizar la sentencia de la Corte Superior (la sentencia condenatoria) y se evidenció que no habían establecido estructura lógica, y que cuando no existían nexos materiales partían de suposiciones. (…) Nunca pudieron establecer la relación (de Eva) con (Alejandro) Trujillo Ospina (el sicario), y si es que le había pagado dinero (…) y jamás se estableció que Eva que tenga relación con gente de Colombia", explicó.

UN NUEVO JUEZDebido a que la Corte Suprema no alcanzó los votos necesarios para una resolución en este caso, se tendrá que llamar a un sexto juez para que se decida el destino de la joven, explicó Urquizo.

"Si es absuelta, desde el punto de vista de la defensa se cumplió el valor de la justicia. En el segundo caso (la nulidad del proceso), ella tendrá la opción de un nuevo juicio para demostrarle a la justicia su inocencia, es decir que su conducta nunca tuvo relevancia en el asesinato de su madre", anotó el letrado.

En caso se llevara a cabo el último escenario, Eva Bracamonte podrá volver a su casa y enfrentar el nuevo proceso en libertad, debido a que, al haber transcurrido más de 36 meses en prisión sin sentencia consentida, le asiste ese derecho.

DATOS

- Miriam Fefer fue estrangulada en su vivienda el 16 de agosto del año 2006. Trujillo Ospina se declaró culpable del asesinato de la empresaria peruana y en el año 2010 fue extraditado desde .

- En octubre del año pasado, la Segunda Sala Penal para Reos en Cárcel condenó a y absolvió a Liliana Castro Manarelli del crimen.