La población de la provincia de () celebró a golpes y sin contemplaciones la tradicional fiesta del , como todos los 24 y 25 de diciembre de cada año.

Hombres, mujeres y hasta niños resolvieron sus problemas de amor, honra y bienes como una forma de superar sus diferencias antes de la llegada del Año Nuevo y ante la atónita mirada de los turistas.

Esta tradición, cuyo origen se remonta a la cultura Chanka, es la pelea cuerpo a cuerpo entre personas del mismo sexo en el cual no está permitido el uso de objetos contundentes ni la intromisión de autoridades de administración de la justicia.