(Difusión)
(Difusión)

Personal de la Dirección Regional de Cultura de halló una estructura funeraria de peculiar arquitectura en la parte superior (sector noreste) de la colina llamada Uñawaynapicchu.

La tumba mide 1,2 metros de largo y 75 centímetros de ancho y se estaba vacía, según informó el director del Parque Arqueológico de Machu Picchu, Fernando Astete Victoria.

El hallazgo consta de varios elementos líticos finamente labrados. Por su orientación estratégica, dirigida hacia la muralla de y el Apu Putucusi, se deduce que en esta zona habría sido enterrado un distinguido personaje de la época inca.

A diferencia de las tumbas intervenidas en la ciudadela inca desde la época de , que habitualmente se ubican debajo de las rocas y están construidas con piezas líticas rústicas, la construcción fúnebre se ubica en la parte superior de una colina y presenta elementos bloques finamente tallados.

Astete dijo que en las próximas semanas se realizarán las investigaciones arqueológicas para determinar los aspectos más importantes de la construcción inca.