Una adolescente de 17 años se suicidó arrojándose del quinto piso de un edificio en el . La menor, que padecía un severo cuadro de depresión, se habría quitado la vida por no haber ingresado a la universidad, informó América Noticias.

La víctima fue auxiliada por la Policía pero los médicos del hospital regional de la Ciudad Imperial únicamente certificaron su deceso. Las autoridades ya investigan el trágico hecho.