(USI)
(USI)

Las bandas de extorsionadores que operan en la capital están utilizando una nueva modalidad para acceder a datos confidenciales de las personas. El robo de los CPU y de laptops se ha convertido en el objetivo de estos delincuentes, quienes utilizan dicha información para, luego, exigirles fuertes sumas de dinero.

Una de las víctimas de esta peligrosa modalidad fue el empresario Naguib Ciurliza Maurer, a quien un grupo de hampones comenzó a llamar para exigirle 100 mil dólares. Las llamadas eran constantes, y el temor creció porque los maleantes conocían todos sus movimientos y los de sus seres queridos.

La razón: hace un mes, una gavilla ingresó a una de sus propiedades en y se llevó su laptop. Así, los malhechores obtuvieron valiosa información personal que el hombre de negocios guardaba celosamente en su computadora.

EXTORSIÓNCiurliza Maurer denunció el hecho en la División de Investigación de Secuestros de la .

De esta forma, los agentes iniciaron una rigurosa investigación, y el último miércoles desbarataron la banda de extorsionadores que era dirigida por un recluso del conocido como 'Chacal'. Este era quien hacía las llamadas desde la cárcel.

Sus cómplices detenidos son Mirla Espinoza López (28), Carlos Enríquez Quiñones Uribe (28), William Rivera Beraud (19) y Octavio Jaime García Zevallos (27), quienes cobraban el dinero de las extorsiones.

Fuentes de la Dirincri informaron que estos robos no solo se producen en los domicilios, sino también en exclusivos establecimientos a los que los clientes acostumbran a acudir con sus laptops y tabletas.

FICHA