El mandatario Ollanta Humala da sus condolencias a los deudos del teniente abatido. (Andina)
El mandatario Ollanta Humala da sus condolencias a los deudos del teniente abatido. (Andina)

Este gobierno no tiene una estrategia clara para evitar nuevos ataques contra militares o bases antiterroristas porque ni siquiera ha definido que su enemigo sea el narcotráfico, advirtió ayer el exministro de Defensa .

Según el general del ®, se requiere "una estrategia integral con unidad de dirección" para combatir al narcotráfico desde todos los frentes. Además, indicó que los remanentes terroristas son ahora sicarios de los cárteles de la droga.

Consultado por Perú21, dijo que mientras el premier o el presidente no asuman el liderazgo en esta tarea no se avanzará nada e, incluso, alertó que se corre el riesgo de que, en cinco años, el Perú se convierta en un nuevo México.

"Las Fuerzas Armadas están en una misión sin fin, buscando un objetivo que es un fantasma. Por eso no tenemos nada positivo. El problema del narcotráfico no se reduce al VRAE, sino que es nacional. Olvidan que hay 12 regiones con cultivos de coca y amapola. Con ese enfoque habrá más muertos", subrayó.

Indicó que, salvo algunos anuncios que no sirven de mucho, no existe una política concreta para controlar los insumos químicos ni el lavado de dinero, ni mucho menos para erradicar los cultivos de Amapola ni la siembra ilegal en la frontera con Colombia.

NO HAY APOYO LEGALAl respecto, , excomandante general del Ejército, sostuvo que no existe un respaldo legal claro para los militares que combaten en el VRAE, ya que –arguyó– muchos de ellos son denunciados y hasta enjuiciados por la muerte de un presunto narcoterrorista en combate. "¿Cómo les exigimos que peleen? Se les debe exonerar de cualquier responsabilidad", aseveró a Perú21.

Entre tanto, el asesor del Gobierno, , consideró necesario crear una oficina presidencial con categoría de ministerio para el VRAE.