La imprudencia y temeridad de algunos choferes provocaron que cuatro personas murieran y cerca de 16 resultaran heridas en accidentes de carretera al interior del país.

En , Kenderson Navarro Gómez (29) y Epifania Bravo (26) perdieron la vida luego de que la minivan en que viajaban chocara frontalmente contra un pesado volquete.

El accidente, registrado a la altura del kilómetro 455 de la Panamericana Sur, se debió a que la minivan invadió el carril por donde transitaba el camión, lo que provocó el impacto.

En , un hombre murió y 14 personas resultaron heridas luego que un ómnibus del Ejército colisionara contra un camión, a la altura del kilómetro 1,242 de la Panamericana Sur.

Según testigos, el chofer del camión manejaba en estado de ebriedad. El fallecido, identificado como Jesús Narciso Gonzáles, quedó atrapado en su asiento debido al impacto.

Igual destino sufrió Salvador Urbina Casas, cuyo cadáver quedó entre los fierros del taxi tico en el que viajaba junto con dos amigos. El grupo regresaba de Cusco cuando un pesado camión invadió el carril por el que transitaban, a la altura del kilómetro 86 de la vía Arequipa-Puno.

Sus acompañantes, heridos de gravedad, fueron trasladados al hospital regional Honorio Delgado de Arequipa.