Ni la avenida Pershing, en el corazón de San Isidro, se libra de esta situación. (Perú21)
Ni la avenida Pershing, en el corazón de San Isidro, se libra de esta situación. (Perú21)

Por: Lourdes Fernándezlfernandez@peru21.com

Una pista asfaltada, rehabilitada y señalizada debería tener una vida útil de al menos 20 años, una situación que en parece impensable ¿El motivo? La carencia de especialistas y de proyectos técnicos, sumada a la ineficiencia de algunas gestiones municipales.

Según Néstor Huamán, especialista de ingeniería de pavimentos del (CIP), los huecos, los baches y las deformaciones son producto de una política municipal que únicamente se limita a "parchar" los hoyos a corto plazo.

Perú21 pudo comprobar el alarmante estado de algunas vías, como las avenidas Los Héroes , Los Quechuas , Faustino Sánchez Carrión y Pedro de Osma , y los jirones Micaela Villegas y Abtao .

Para el ingeniero Huamán, el interminable problema de las pistas rotas se debe a que los municipios no se apoyan en informes técnicos en profundidad y, por lo tanto, solo rellenan las superficies.

"Las comunas deben realizar catastros en los que se identifique qué tipo de vehículos debe pasar por las pistas del distrito. Pero solo se apresuran en dejar 'bonita' la vía. Con los catastros, por ejemplo, se podría señalizar las calles y dirigir el tránsito pesado hacia las vías principales", sostuvo.

El especialista dice que la mayoría de municipalidades solo aplica una capa asfáltica de apenas una pulgada en las pistas, cuando lo adecuado es que sea de hasta cuatro pulgadas, para que la superficie no se hunda ni rompa fácilmente. "Reparan la fisura de encima, pero el hundimiento permanece. La vía funcionará los primeros seis meses, pero luego se quebrará", agrega.

Según el ingeniero, la correcta reparación de un kilómetro de pista de siete metros de ancho puede llegar a costar unos 500 mil dólares y, en el peor de los casos, podría mantenerse útil durante 15 años. Sin embargo, los gobiernos municipales solo invierten cerca de 50 mil dólares.

El presidente del Instituto Peruano de Administración Municipal , Marco Tulio Gutiérrez, señaló que una de las trabas que encuentran las gestiones ediles es que no hay un fondo único destinado al mantenimiento exclusivo de las pistas.

Indicó, además, que existe una gran responsabilidad de la comuna limeña –encargada de las vías expresas y de las principales arterias de la capital– por no coordinar, con el Ministerio de Transportes, el tránsito de los vehículos de carga pesada. "Algunas calles están habilitadas solo para tolerar las cinco toneladas del camión de basura. Sin embargo, los camiones con contenedores también circulan por ellas", agrega.

Por su parte, el municipio capitalino informó, a través de , que se llevará a cabo un programa de remodelación de asfalto y señalización de pistas por S/.47 millones en las cinco vías expresas y en las 16 avenidas principales.