La Municipalidad de informó que el Coliseo Aldo Chamochumbi reabrirá sus puertas solo para el desarrollo de actividades deportivas, pero con una reducida cantidad de personas. La sede que también era escenario de eventos educativos suspendió su funcionamiento en agosto pasado por medidas de seguridad ante los derrumbes en los acantilados de la Costa Verde.

La comuna distrital explicó que se tomó esta decisión en atención a la demanda vecinal para el uso de este recinto en actividades exclusivamente deportivas.

Para ello se dispuso que la zona correspondiente a la tribuna occidente continúe cerrada y el acceso al público asistente estará prohibido. Mientras, el aforo de ingreso será controlado, tanto para la cancha principal como para la losa deportiva.

A partir de la primera semana de diciembre se retomarán las academias deportivas de vóley y básquet, en tanto que desde enero se reiniciarán las correspondientes a fulbito como parte del programa de Vacaciones Útiles y en una cancha totalmente renovada.

Se descartó el uso del coliseo Chamochumbi para cualquier actividad ajena a lo deportivo y mucho menos de carácter privado, comercial o político, tal y como se venía haciendo hasta diciembre del año pasado.

Actualmente este recinto deportivo forma parte de los estudios de suelo que viene desarrollando el Instituto Geofísico del Perú (IGP). Los resultados se conocerán a fines de este año y permitirán conocer el estado real de la infraestructura y con ello las acciones a adoptarse.

El pasado 8 de agosto se reportó un derrumbe de tierra y piedras en un sector del acantilado, a la altura de la bajada de la avenida Sucre.