El copiloto del chofer que se sacrificó en , Luis Hinostroza, se quebró ante cámaras y reveló la última conversación que sostuvo con su compañero quien murió en la tragedia pero que salvó la vida de sus 30 pasajeros que regresaban a desde .

"Él no ha querido irse con todo, iba a más de 120 o 130 (de velocidad). El bus hubiese explotado, lo único que ha tenido nomas que hacer era voltearse. Le dije: 'Volteate, como sea, lo que caiga, lo que Dios quiera'", reveló Hinostroza a Latina en torno a aquel momento.

Todavía sin asimilar lo ocurrido, Hinostroza se quebró ante cámaras y lloró recordando a su compañero y su actuación pese a su irresponsabilidad de ir a tanta velocidad. El copiloto reconoció además que lo más importante era poner a salvo a los niños y madres gestantes al interior del bus.

“Los frenos se le habían vaciado, se le habían pegado. Para no estrellarse ahí, para no generar tanto problema, me dijo agárrate, agárrate, me voy a tirar para la mano izquierda y se ha venido contra todo", agregó Hinostroza en América TV.

El chofer fue identificado como Rolando Juarez Toledo y era la primera vez que trabajaba por la empresa Turismo Barranca. Debido al exceso de velocidad a la que iba, cayó en la cuenta que los frenos del auto se habían vaciado y tuvo que realizar una compleja maniobra para volcar el bus en un arenal y no chocarlo contra algún muro, lo que habría ocasionado más fallecidos.

El accidente ocurrió en el kilómetro 47.9 de la carretera Panamericana Norte. Hasta el lugar, se acercaron bomberos y ambulancias para auxiliar a los heridos que fueron trasladados al Hospital de Puente Piedra.

Chofer de bus muere en Pasamayo, pero salva a más de 30 pasajeros.
Pasamayo

TE PUEDE INTERESAR: 

TAGS RELACIONADOS