La Contraloría General de la República inició en la el Operativo Universidades 2013, a fin de verificar la calidad de la enseñanza superior y el cumplimiento de normas que garanticen un adecuado servicio y educación para los alumnos que cursan carreras profesionales en centros nacionales.

El vicecontralor general, Edgar Alarcón, explicó que, en una primera fase, el operativo comprenderá nueve casas de estudio ubicadas en Lima y Callao, mientras que en una segunda etapa se hará lo propio con otras diez universidades.

En San Marcos, se constató que los estudiantes deben esperar más de tres horas para ser atendidos en el comedor, lo que a veces les lleva a perder clases. Además, los jóvenes se quejaron de las malas condiciones de los servicios higiénicos, los cuales, anotaron, muchas veces están cerrados.

Muchos jóvenes colocan sus mochilas en fila para asegurar su puesto en el comedor. (Foto: Contraloría)

Alarcón sostuvo que esta actividad de control preventivo consistirá en la supervisión del cumplimiento de las funciones universitarias, documentos de gestión, las acciones de la Oficina de Calidad y Acreditación de cada casa superior de estudios, ejecución de obras y otras actividades que deben realizarse a favor del alumnado.

Las otras universidades nacionales que también serán inspeccionadas son UNI; Federico Villarreal; Agraria La Molina; Enrique Guzmán y Valle (La Cantuta); Tecnológica del Cono Sur; Nacional del Callao; José Faustino Sánchez Carrión (Huacho) y Nacional de Barranca.

"Se emitirán las recomendaciones a fin de mejorar la calidad de la enseñanza y el servicio que reciben los futuros profesionales", manifestó el vicecontralor.