Los trabajos de limpieza en el proyecto continúan tras el el pasado 22 de diciembre que terminó inundando un tramo de la obra, a la altura del puente Trujillo, en el Cercado de Lima.

Esta mañana, maquinaria pesada trató de despejar desde la Vía de Evitamiento el cauce del río Rímac, cuyo caudal ha vuelto a la normalidad tras las fuertes lluvias que se registraron en la sierra del país en los últimos días. Asimismo, los trabajos se efectúan con normalidad a la altura del puente Ricardo Palma.

Por su parte, la reparte, a través de su personal edil, unos volantes en los informan a la población qué es lo que está pasando con el proyecto vial y reiteró que los gastos originados por el desborde del 'Río Hablador' serán asumidos en su totalidad por la empresa Línea Amarilla SAC (Lamsac).