Conozca cómo reconocer y ayudar a un niño con autismo

Tras fallecimiento del pequeño Kevin, el Midis busca evitar que se repita una tragedia similar.

Cadáver hallado esta mañana en La Costanera es el de Kevin. (Facebook Janet Mrno Rivas)

Cadáver hallado esta mañana en La Costanera es el de Kevin. (Facebook Janet Mrno Rivas)

Menor de 10 años estuvo desaparecido 5 días. (Facebook Janet Mrno Rivas)

Cadáver hallado esta mañana en La Costanera es el de Kevin. (Facebook Janet Mrno Rivas)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Kevin , quien padecía de autismo, estuvo perdido durante cinco días y, finalmente, fue hallado sin vida en la playa La Costanera, en San Miguel.  Cómo llegó desde San Martín de Porres hasta la playa, nadie lo sabe. Lo cierto es que no lo ayudaron y el pequeño murió ahogado.

Así, la indiferencia de la sociedad mató a este niño de solo 10 años. A fin de evitar que se repita un episodio como este, el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) compartió, a través de sus redes sociales, una guía para identificar a los menores con autismo que podrían estar perdidos.

Según las recomendaciones del Midis, si observa a un menor con la mirada perdida, que ríe de la nada o rompe en llanto sin motivo aparente, que no puede hablar o que tiene un lenguaje verbal limitado, es probable que tenga autismo y necesite apoyo.

En estos casos, debe tratar de acercarse al infante y llamar su atención. Tras ello, es importante llevarlo a un lugar seguro, como una comisaría, donde podrán ubicar a sus padres o apoderados con mayor diligencia.

Para facilitar la identificación del menor, el Midis recomienda compartir lo sucedido en las redes sociales. Esta publicación puede realizarse en todos los grupos de apoyo para personas con autismo. 

El Ministerio recordó no alzar la voz frente al niño, pues podría asustarse, y no dejarlo solo hasta que llegue alguien que pueda cuidarlo.

Siguiendo estos sencillos pasos se puede salvar la vida de muchos niños con autismo cuando se encuentren perdidos, ya que, usualmente, ellos no saben cómo pedir ayuda.

Ir a portada