(USI)
(USI)

El pleno del Congreso rechazó anoche por mayoría incorporar en la legislación la orientación sexual y la identidad de género como agravante en los delitos de discriminación en el país.

La polémica decisión fue tomada por 56 votos en contra, 27 a favor y 18 abstenciones.

El congresista de Concertación Parlamentaria, , fue uno de los más tenaces defensores de la inclusión de estos conceptos en la legislación al considerar una obligación del Estado proteger a sectores del país vulnerables que son sometidos a agresiones, vejámenes y hasta crímenes por su opción sexual.

Durante el debate, citó, por ejemplo, que los derechos de muchos gays, lesbianas y transexuales peruanos son vejados solo por su opción sexual y de vida.

Lamentó, además, que en los delitos de discriminación sí figure como agravante la religión, cuando en el Perú nadie es violentado por razones de fe, situación muy diferente en el caso de la orientación sexual y la identidad de género.

La posición de Bruce fue respaldada por algunos congresistas como Verónika Mendoza y Yehude Simon Munaro, entre otros.

NO ES "NECESARIO"No obstante, posición contraria fue expuesta por , quien se opuso a que esos conceptos sea incluidos en el Código Penal, al considerar que mejorando la calidad de la educación se combatiría mejor todos los delitos de discriminación.

La posición de Lay fue respaldada por, entre otros, el fujimorista , quien dijo que incluir esos conceptos "tergiversaría" la legislación nacional.

El dictamen que excluye a la orientación sexual y a la discriminación de género como agravantes en los delitos de discriminación fue elaborado por la Comisión de Justicia del Congreso, presidida por Marisol Pérez Tello.