Los gatos son encerrados durante un años antes de ir a la olla. (USI)
Los gatos son encerrados durante un años antes de ir a la olla. (USI)

Gran polémica se ha generado por una nueva edición del 'Curruñao', también conocido como 'Festival del Gato', en la provincia de , celebración en la que los pobladores sacrifican un centenar de gatos para comérselos.

Ante esto, el congresista ha presentado sendos oficios a la Municipalidad Distrital de San Luis y a la ministra de Salud, Midori de Habich, para pedir que se prohíba la festividad, que se realizará este fin de semana, en honor a Santa Efigenia, como todos los años.

El legislador, junto a asociaciones de protección de los animales, argumentó que el 'Curruñao' atenta contra la salud pública pues los gastos no son aptos para el consumo, al no ser animales de abasto, sino domésticos.

En su defensa, los organizadores del festival rechazaron la prohibición al asegurar que se desvirtúa su finalidad religiosa y cultural, y aseguran que solo se cocinan unos pocos gatos.

Agregaron que la costumbre de comer estos animales no solo se practica en Cañete, sino en otras zonas del país como el distrito limeño de La Victoria.