Tras denunciar que podría ir a la cárcel al descubrir que era que eran usadas por el hampa para extorsionar a sus víctimas en la región La Libertad, la pesadilla legal de Celso Lezama Isla continúa ya que ahora posee 82 números móviles registrados a su nombre.

El infortunado hombre y su esposa, Rossana Guanilo Ayala, dejaron su natal Pacasmayo para venir a Lima en busca de ayuda. Los más de 80 números que ahora posee amenazan con multiplicarse, al igual que los procesos judiciales que enfrenta e incluso hasta podría ir a prisión, informó América Noticias.

Lezama Isla no sé explica por qué continúan vendiéndose las líneas telefónicas a su nombre, pese a que realizó los reclamos respectivos ante Movistar, la empresa de telefonía continúa expidiendo los números móviles a su nombre. Lo único que saben con certeza es que las notificaciones por estafa y extorsión continúan llegando a su domicilio procedentes de distintas partes de La Libertad.

Por el momento, la pareja de esposos se encuentran a la espera de que la Defensoría del Pueblo y el Congreso atiendan su caso, a fin de que Lezama Isla no vaya a la cárcel injustamente.