Serenazgo y Policía custodian la puerta del local. (USI)
Serenazgo y Policía custodian la puerta del local. (USI)

Los comerciantes del centro de acopio de aves de Acho, , presentaron un escrito a la Municipalidad del Rímac para tener una audiencia con el alcalde Enrique Peramás y expresarle el compromiso de subsanar las faltas en las que han incurrido.

Como se recuerda, la comuna rimense explicó que dicho establecimiento no cuenta con licencia de funcionamiento, certificado de Defensa Civil, ni con adecuadas condiciones sanitarias, de seguridad e infraestructura.

"Hemos estado en falta, lo reconocemos, pero estamos aptos a subsanar todo. Que nos levanten la clausura para seguir trabajando", indicó Leyla Rivas, secretaria del mencionado local, a RPP. Añadió que unas 350 personas se han quedado sin trabajo por la decisión del municipio rimense.

Hasta el momento, agentes de Serenazgo y miembros de la Policía Nacional custodian las puertas del centro de acopio de aves para evitar que los comerciantes retomen el control del local.