Unos 80 comerciantes de que se quedaron sin puestos en el mercado mayorista de se han asentado en un terreno en en el distrito de San Antonio de Huarochirí, donde desde el viernes pasado venden sus productos a "precio de chacra".

Según informó América Noticias, el terreno pertenece al proyecto del mercado mayorista Anexo 22 de Jicamarca, cuyo presidente, identificado como Ismael Cervantes, acordó con un grupo de comerciantes del excentro de abastos de realizar su traslado.

"Tenemos un convenio con todos los comerciantes para que puedan vender sus productos a precio de chacra. No se les ha cobrado ni un sol (para instalarse), para que la población sea beneficiada", dijo Cervantes al noticiero.

Los comerciantes ya delimitaron sus puestos y han dejado espacio para una pista que atraviesa el lugar, por donde pasan los camiones desde donde se descargan los productos. Asimismo, hasta el lugar también han llegado los estibadores que no consiguieron un lugar en el mercado de .

Los clientes, que aumentan poco a poco, son principalmente de los distritos de San Juan de Lurigancho, Rímac y Comas.