Las protestas y la respuesta policial afectan a comercios. (Nancy Dueñas)
Las protestas y la respuesta policial afectan a comercios. (Nancy Dueñas)

Unos S/.50 millones diarios pierden los comerciantes del y alrededores, como el Mercado Central, debido a las continuas movilizaciones que se realizan en esta zona, pese a estar prohibidas, sostuvo hoy la Asociación de Comerciantes del Jirón de la Unión y del Centro Histórico.

En los últimos meses el centro de Lima ha sido escenario de varias movilizaciones como la , de enfermeras y de la , que han motivado el cierre de accesos y que los negocios no abran sus puertas al público como medida de precaución.

El presidente de dicho gremio, Edmundo Calderón, explicó a la agencia Andina que dichas medidas de fuerza perjudican "enormemente" la economía de los negocios y ahuyentan a los turistas.

A ello se suma, dijo, que cuando hay movilizaciones o marchas las autoridades optan por utilizar rejas que bloquean las principales vías acceso al centro limeño, con lo cual "se genera mayor congestión vehicular y de tránsito de peatones".

"Está prohibido hacer movilizaciones en el Centro Histórico, pero ello es letra muerta y los comerciantes somos los más perjudicados. La gente tiene derecho a protestar, ¿pero qué pasa con nuestros negocios y con las personas que dependen de nosotros?", anotó.

Calderón indicó que el jueves último sostuvieron una reunión con la alcaldesa de Lima, , y con el comité de Seguridad Ciudadana de la comuna, ante quienes expusieron sus argumentos respecto a su desacuerdo en la colocación de barreras metálicas y en la necesidad de tomar acciones frente a las continuas movilizaciones.

En la cita señalaron que si bien las rejas pueden evitar eventuales daños a lugares históricos, también provocan malestar en los ciudadanos que quieren transitar libremente y hacer sus compras por la zona.

Refirió que *dicha asociación agrupa a unos 5,500 comercio*s dedicados a diversos rubros como calzado, joyería, establecimientos hoteleros, restaurantes, centros de cómputo, imprentas y otros.