Esta madrugada, un hombre murió al caer desde la azotea de su vivienda –de cinco pisos–, ubicada en .

Según contaron testigos, Omar Tello Valenzuela había estado celebrando con su familia por el feriado de Viernes Santo. Al estar ebrio, anduvo tambaleando y cayó al vacío.

Los vecinos lo describieron como un hombre trabajador, que deja a su esposa y a una hija de un año y medio.

Ayer, en San Isidro, una mujer quedó grave , al parecer tras una discusión con su pareja.