En los últimos días ya empezó a sentirse el frío, y con ese cambio de clima, si uno no se cuida o se confía del brillo solar, podría terminar con enfermedades respiratorias. En plena pandemia esto apunta a convertirse en un problema mayor porque se podría confundir un resfrío común con el temido , provocando que las personas se automediquen o acudan a los ya congestionados centros de salud o clínicas.

MIRA: Ministro de Salud se disculpó con médicos por “frase mal dicha y peor interpretada”

“En mayo empieza a bajar la temperatura y aumentar la humedad en la zona oeste, donde la próxima semana se puede llegar a 13 grados con una sensación de frío de 12°C”, pronosticó el subdirector de predicción meteorológica del Senamhi, Nelson Quispe.

Para el director del Centro Nacional de Epidemiología, Manuel Loayza, este cambio de clima estacional favorece la aparición de las infecciones respiratorias agudas que se pueden confundir con los síntomas del COVID-19 por algunas similitudes.

Mira también:

“Ahora, me parece que hay un brote de influenza que genera dolor de cabeza, fiebre y justo, en este tema estacional, la gente se desabriga. El problema es que las personas pueden confundir este virus con el coronavirus, por eso es importante el diagnóstico”, explicó a Perú21.

Para mitigar estos efectos, anunció que a finales del presente mes el Ministerio de Salud aplicará vacunas contra la influenza y el neumococo a niños y adultos mayores.

¿DÓNDE ME ATIENDO?

El exministro de Salud Fernando Carbone sostuvo que el sistema de salud viene siendo estresado porque está al límite de su capacidad de respuesta. “Ahora viene el otoño y el invierno que son aliados del COVID-19. Este virus y las enfermedades respiratorias atacan a la población y al sistema de salud”, subrayó.

Advirtió que acudir a los hospitales en este momento es quedarse sin atención y, además, por la aglomeración de personas supone un alto riesgo de adquirir el coronavirus. “Uno puede tener una infección respiratoria y eso no te libera de que, encima, te pueda dar el COVID-19 al acudir a un hospital. Esa enfermedad no perdona, es concurrente y trata de ensañarse con los que tienen problemas de salud”, puntualizó.

MIRA: Dictan 30 años de prisión a sujeto que degolló a su pareja frente al aeropuerto Jorge Chávez

Recomendó acudir a un establecimiento más pequeño, como una posta o policlínico y ser más riguroso en el cuidado de la higiene y la alimentación.

El neumólogo Javier Jáuregui, de la clínica Ricardo Palma, coincidió en que hay un miedo en la población frente a cualquier síntoma y muchos creen que están padeciendo el coronavirus que ya ha causado más de 3 mil muertes y 100 mil contagios en el país.

En ese marco, Jáuregui recomendó no acudir a los hospitales si tienen síntomas leves y mucho menos automedicarse porque eso podría complicar el estado de salud.

“Hoy en día la gente se pasa la receta por WhatsApp y eso podría conllevar hasta la muerte”, alertó.

¿CÓMO DIFERENCIAR?

Para no entrar en pánico ni correr riesgos, el especialista indicó que lo más importante es saber que hay cuatro tipos diferentes de afección respiratoria: resfrío común, gripe, rinitis alérgica y coronavirus.

“Estas enfermedades son provocadas por diferentes tipo de virus y algunas pueden compartir síntomas similares, pero hay que saber distinguir”, dice el doctor Jáuregui que hace esta diferenciación.

Resfrío común: es la afección más frecuente. Causa congestión nasal, estornudos, tos seca, fiebre escasa y malestar general, pero los síntomas son leves.

MIRA: Peritaje fiscal revela que mascarillas y alcohol entregados a policías no los protegen del COVID-19

Gripe: genera un malestar mayor, fiebre, dolor de cabeza, de garganta e inclusive muscular. Te sientes enfermo. En ambos casos el proceso dura de cinco a siete días y la recuperación es progresiva.

Rinitis alérgica: dura más de 10 días. Causa dolor de garganta, congestión nasal y ocular (estornudos y lagrimeo). Se asocia con broncoespasmo en la infancia y la alergia en la piel (dermatitis).

Coronavirus COVID-19: los síntomas son progresivos. Presenta fiebre alta (de 38 a 39), tos seca frecuente y persistente. Causa fuerte dolor de cabeza, cansancio (incluso haciendo reposo), falta de aire progresiva hasta llegar a la insuficiencia respiratoria. Hay picazón de garganta, diarrea, así como pérdida del gusto y del olfato.

VIDEO RELACIONADO

Cercado de Lima: intervienen almacén clandestino de medicamentos para tratamiento de COVID-19

TE PUEDE INTERESAR