Manuel Igreda Reáteguimigreda@peru21.com

A una vendedora ambulante de jugos y extractos le robaron ayer, viernes, a su hija de 3 semanas de nacida. Al parecer, el crimen fue cometido por una de sus propias clientes, quien se llevó a la bebé en un descuido de la madre y de su esposo, quien atendía a otros personas en su puesto ubicado en la cuadra 7 de Unanue, en los exteriores de los mercados 3 de Febrero y Unicachi, en La Victoria.

Antonia Urbina Añahui (36), natural de Huancavelica, denunció el robo de su pequeña B.L.S.U. ante los efectivos de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) de la Policía Nacional. Todo sucedió cuando estaba atendiendo en su puesto junto a su cónyuge, Nery Javier Santos Porras (33). Ella tenía en brazos a su bebé y quería ir al baño. En eso, una de sus 'caseras' le dijo que lo cargaría mientras iba a los servicios higiénicos. Confiando en la mujer, Antonia le dejó la niña. Cuando regresó, ya se había fugado.

La raptora aprovechó que Nery Santos estaba muy ocupado con los demás comensales. Según los testigos, la mujer huyó por el mercado 3 de Febrero y le cambió la cobija amarilla que tenía la menor por una verde. Ella vestía pantalón lycra, polo, y una chompa con cuello V de color azul y zapatillas negras. Mide 1.50 de estatura y es de contextura gruesa.

"Esa señora se había hecho amiga de mi mamá desde que estaba embarazada. Siempre venía acá pero no sabíamos su nombre. Incluso, una vez le dijo para hacerle el 'huequito' en la oreja a la bebita cuando nazca", contó Vanessa Santos, hermana mayor de la niña robada, a Perú21.

Los familiares de la niña se encuentran desesperados. Benedicta Añahui Huamán (76), abuelita de la menor, no sabe qué hacer. "Ayúdenos a encontrarla por favor", nos dijo. Las personas que sepan sobre el paradero de la bebé pueden llamar al 942-457-269.