Juan Luis Cipriani no quiso ahondar más sobre el caso del exobispo acusado de pedofilia. (USI)
Juan Luis Cipriani no quiso ahondar más sobre el caso del exobispo acusado de pedofilia. (USI)

El cardenal , ya en Lima tras una visita a Roma (Italia), consideró un "circo bien organizado" la denuncia de pedofilia contra el exobispo de Ayacucho, y las críticas surgidas tras sus polémicas declaraciones donde pidió que por el caso.

En su tradicional espacio Diálogos de Fe, el prelado de la Iglesia Católica en Perú se negó a hablar más del tema y de esta forma –según él– a "contribuir" más con el "circo", pese a que aseguró que la Iglesia Católica "jamás va a ser cómplice de silencios".

"Muchos eclesiásticos pueden cometer errores y pecados, y sé que mañana en algún canal sacarán la noticia en plan escandaloso. Cada uno tiene que afrontar sus debilidades con hombría y afrontar su error. No ocultamos nada pero tampoco me parece de gente honesta el destrozar a una persona que no ha tenido posibilidad de defensa y que además aprovechando mi viaje a Roma, me salpicaban hechos que no tienen nada que ver conmigo", dijo.

Asimismo, hizo una velada referencia al presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Diego García Sayán, quien difundió la noticia y al obispo emérito de Chimbote, Luis Bambarén, que la confirmó.

"Quien hace acusaciones y llama a la intervención de fiscalías luego no se puede esconder. Si no se tendrá que decir que es un calumniador. Sea un gran abogado o un jubilado, no se puede vivir la cultura de la sospecha", dijo.