(Difusión)
(Difusión)

La cerró por tres días y multó con S/. 1,850 a la fábrica de alimentos Molitalia, ubicada en la cuadra 28 de la avenida Venezuela, Cercado de Lima, porque los ruidos que generan sus operaciones excedían los límites permitidos.

"Los niveles de ruido registrados se encuentran por encima del estándar de calidad ambiental establecido en zona residencial, así como de los niveles permitidos recomendados por la Organización Mundial de la Salud", señala un informe de la Gerencia de Servicios a la Ciudad del municipio capitalino.

Asimismo, precisa que el documento coincide con los análisis que emitieron el Ministerio de la Producción y la Dirección General de Salud (Digesa). "Ambas instituciones confirman que la empresa Molitalia produce niveles de sonido por encima de lo que determina la ley, durante las 24 horas del día, afectando la calidad de vida de los vecinos de la urbanización Elio", indica.

El gerente de Fiscalización de la Municipalidad de Lima, Álvaro Anicama, advirtió que si la empresa no implementa los elementos necesarios para mitigar la contaminación sonora, el cierre sería definitivo.

Por su parte, voceros de Molitalia manifestaron su sorpresa ante la clausura temporal. "El municipio está al tanto del cronograma de las medidas que estamos implementando para llevar las emisiones sonoras de la planta a niveles compatibles con los de una zona mixta", señalaron.

Además, aseguran que el cierre "no solo interrumpe las actividades propias de la empresa, sino también los trabajos especiales que se están desarrollando para reducir las emisiones sonoras, los mismos que esperamos reanudar a la brevedad".

Asimismo, indicaron que impugnarán la medida pues consideran que tiene irregularidades.

DATOEl último viernes, los vecinos de la zona exigiendo el cierre definitivo del local.