Un niño de 11 años fue hallado colgado de una hamaca en su vivienda, ubicada en el asentamiento humano Yanacoto, en la segunda zona de .

Los padres del menor lo encontraron aparentemente aún con vida y lo llevaron al hospital María Agurto Tello, donde llegó cadáver. Pese a que sus vecinos prefieren creer que se trató de un accidente, la Policía sospecha que el niño se quitó la vida, informó el noticiero Primera Edición.

Las presuntas causas que habrían llevado al escolar a suicidarse todavía son materia de investigación, pues tenía buenas calificaciones y era el mayor de tres hermanos. Su cuerpo fue trasladado a la Morgue Central de Lima. Sus padres prefirieron guardar silencio.