Para no creerlo. Norma Capcha Quispe tuvo que pasar 39 días presa para que la justicia peruana rectificara su error. En las próximas horas, la Policía Nacional dejará en libertad a la mujer, quien estuvo tras las rejas por un caso de homonimia.

El pasado 15 de junio, Capcha Quispe fue a denunciar una agresión a la comisaría de , pero las autoridades terminaron deteniéndola por tener el mismo nombre que una mujer acusada del intento de secuestro al periodista Gustavo Mohme Llona en 1998.

En declaraciones con América Noticias, el abogado de la mujer señaló que los agentes de la PNP no hicieron una buena investigación del caso y que la familia está decidida a iniciar una demanda al Estado.

La Defensoría del Pueblo estuvo a cargo de las investigaciones a Capcha Quispe, quien no pudo ver a sus hijas por más de un mes. 

TAGS RELACIONADOS