Pese a lo ocurrido y tras varias horas de retraso, el trayecto del tren continuó con su rumbo. (Twitter: @PDI_Arica)
Pese a lo ocurrido y tras varias horas de retraso, el trayecto del tren continuó con su rumbo. (Twitter: @PDI_Arica)

El tren peruano que cubre la ruta Tacna-Arica, fue apedreado en Chile el pasado sábado alrededor de las 9 de la mañana. No obstante, el agresor fue liberado.

Y es que para la jueza Gabriela Abusabal, el acto que realizó el ciudadano chileno Diego Olivares Zamora no es considerado como un delito con pena efectiva de cárcel en Chile, por lo que se dispuso en dejarlo en libertad bajo comparecencia restringida.

La Fiscalía chilena había pedido que se le interne en un penal como medida de prisión preventiva. No obstante, el acusado deberá acercarse cada 15 días a los tribunales a firmar el cuaderno de registro que la jueza indicó.

Como se recuerda, los 52 pasajeros que transportaba el tren se llevaron un gran susto al oír el impacto de la piedra sobre el parabrisas delantero del ferrocarril.

Andrés Choquejava, chofer del autovagón 261, contó que observó en Arica cómo un sujeto transitaba por las vías del tren por lo que optó por bajar la velocidad. Es ahí donde el hombre lanzó la piedra.

"Vi que, del lado izquierdo, donde está la playa, una persona salió corriendo y tenía una piedra en la mano, la lanzó y me agaché, el objeto pasó arriba de mi cabeza. Los vidrios se rompieron y paré la máquina", manifestó el conductor al Diario La Estrella de Arica.

Además indicó que uno de los pasajeros resultó ser funcionario de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) y fue gracias a él que se identificó al agresor: Diego Olivares Zamora, quien explicó que su accionar se debió a que no podía dormir por el sonido de la bocina del tren.

Pese a lo ocurrido y tras varias horas de retraso, el trayecto del tren continuó con su rumbo.

Te puede interesar

TAGS RELACIONADOS