Esperaban que les revocaran su sentencia de 8 años de prisión por tráfico de drogas, debido a su avanzada edad, pero un juzgado de decidió ratificar la condena de dos ancianas acusadas de tráfico ilícito de drogas. Una de ellas incluso tenía antecedentes por el mismo delito.

Felícita Vásquez Suárez y su consuegra Guillermina Mondragón Flores, ambas de 70 años, acudieron la Segunda Sala Penal de Apelaciones en el penal de Picsi para escuchar el veredicto de los magistrados.

El año pasado, la Policía intervino la casa de ambas, ubicada en el pueblo joven San Francisco del distrito de José Leonardo Ortiz, donde se hallaron 80 gramos de PBC y a un grupo de consumidores en uno de los ambientes del inmueble.

Estas pruebas valoradas por los jueces fueron suficientes para que decidieran que estas mujeres continúen en la cárcel por ser reincidentes.