(Correo/Trome)
(Correo/Trome)

En un operativo sorpresa, efectivos de la Policía de Chiclayo retiraron diversos modelos de 'stickers' adheridos a los parabrisas y lunas de taxis y buses de transporte público, víctimas de extorsión de la banda criminal "La Gran Familia".

Con estas figuras de aspecto inofensivo, la mafia liderada por el marcaba a los vehículos que "protegían" de que sean robados o dañados, a cambio de un pago de entre S/.1 a S/.5 diarios.

"Las extorsiones eran imparables a tal punto que más de 10 mil transportistas pagaban cupos por miedo a que puedan matarlos o incendiar sus vehículos", dijo el presidente de la Coordinadora Regional de Transporte Público, Ruperto Míñope.

Hace unos días, fueron los propios transportistas afectados quienes pidieron a la Policía que ejecute este operativo, informó RPP Noticias.